Propóleo

El término Propóleo tiene su origen en el vocablo griego Propolis donde pro significa defensa y polis significa ciudad, por lo que se traduce como “defensa de la ciudad” o “defensor de la ciudad” ya que, gracias a sus propiedades antibióticas, las abejas lo utilizan para proteger la colmena del ataque de virus o bacterias.

A pesar de que es comúnmente conocido como el propóleo, su forma correcta al singular es el propóleos.

El propóleo es inicialmente una resina que se encuentra en las cortezas de las plantas resinosas; como por ejemplo el abeto, el pino, el álamo, el abedul, el olmo, el ciprés, el aliso, el sauce, entre otros. Las abejas obreras extraen la resina con sus mandíbulas y luego la procesan agregándole cera y otras secreciones para hacerlo más blando y maleable.

Una vez procesado las abejas lo utilizan como pegamento para sellar grietas y barnizar el interior de su colmena y así protegerse de las bacterias. También lo utilizan para embalsamar los cuerpos de animales intrusos que entran en la colmena para luego poder desplazarlos poco a poco hacia afuera. De esta manera las abejas previenen la proliferación de diferentes microrganismos dentro de su colmena tales como hongos, virus o bacterias evitando todo tipo de infecciones;  una colmena de abejas es un lugar prácticamente aséptico.

¿Cómo consumir el propóleo?
El propóleo lo conseguimos generalmente en su presentación líquida, ya que al ser una resina esta debe ser diluida para que su consumo sea más fácil. Se puede consumir agregando unas gotas en un vaso de agua, mezclándolo con miel, en jugos o cualquier otra comida para así contrarrestar su sabor amargo.

Otros usos del propóleo
Puede ser utilizado para preparar barnices, adhesivos, abrillantar muebles, desinfectar; entre otros. En Egipto era utilizado para embalsamar las momias y así evitar que estas se pudrieran con el tiempo; en Grecia se utilizaba para preparar diferentes ungüentos, y en los países orientales las mujeres lo utilizan como depilatorio.


Miel La Encantada • J-29901219-0 • Teléfono: 0212-415.00.00 • info@miellaencantada.com